República Dominicana

EN
Escudo Dominicano

Preguntas Frecuentes


  • La deuda se define como obligaciones financieras que requieren pago(s) de intereses y/o principal por parte del deudor al acreedor en una fecha(s) en el futuro.
  • La deuda pública se refiere a las obligaciones resultantes de operaciones de crédito público, contraídas por instituciones que conforman el sector público.

  1. Que la operación se encuentre contemplada en el Presupuesto General del Estado o en una ley específica.
  2. Otorgamiento de poder especial por el Poder Ejecutivo para suscribir documentación que así lo amerite.
  3. En caso de financiamiento de proyecto o programa, que el mismo haya sido evaluado por la Dirección General de Inversión Pública.

La relación entre el valor nominal de la deuda y el producto interno bruto de un país (PIB), es el indicador más utilizado para medir el nivel de endeudamiento de un país:

  1. Permite comparación del nivel en diferentes períodos de tiempo.
  2. Permite comparación entre países.

En el contexto de la sostenibilidad de la deuda la principal condición que se debe cumplir es la de solvencia. Esto implica que el gobierno pueda hacer frente a sus obligaciones crediticias sin recurrir a una reestructuración de la deuda, inflación elevada para diluir el valor de la deuda o incumplimiento de impago. Una política fiscal y de endeudamiento sostenible es aquella que se puede mantener a lo largo del tiempo de forma indefinida, sin afectar la solvencia del gobierno, es decir, su capacidad de pago.

Para determinar si la deuda es sostenible se proyecta su evolución como porcentaje del PIB a lo largo del tiempo y se evalúa si la deuda mantiene la condición de solvencia aún en presencia de coyunturas desfavorables (Ej.: Contracción de la actividad económica, incremento no anticipado en los precios internacionales de los combustibles, etc.). Mientras la trayectoria de la razón Deuda-PIB, en el mediano y largo plazo, sea decreciente, o se estabilice entorno a algún valor, se puede considerar que la deuda es sostenible. Sin embargo, si la deuda (como % del PIB) mantiene una trayectoria creciente de forma explosiva, en donde no se prevé una estabilización de su crecimiento, esto comprometería el pago del servicio y se consideraría que la deuda es insostenible.

La necesidad de financiamiento del Gobierno se determina principalmente por el balance presupuestario del Gobierno, es decir, los ingresos a recibir menos los gastos a realizar, así como por la estimación de aplicaciones financieras para el año (incluye las amortizaciones/pago de principal de la deuda).

El proceso inicia con la identificación de las necesidades de recursos de todas las instituciones del sector público dadas sus distintas funciones, con lo cual se realiza la estimación de los gastos para el año. Por igual, se procede con una estimación de ingresos tributarios y no tributarios. Cuando se opera con un déficit presupuestario (ingresos menores a los gastos), es necesario recurrir al financiamiento/endeudamiento para poder conseguir los recursos que necesitan las distintas dependencias del Estado para poder brindar los diferentes servicios a la población.

Esta programación financiera del estado se estructura en el Presupuesto General del Estado, en el cual se definen y se aprueban los ingresos estimados, el total de gasto, así como el financiamiento necesario para el año.

El financiamiento destinado a proyectos de inversión mayormente se obtiene a través de la contratación de préstamos cuyos recursos, como su nombre lo indica, se utilizan para la ejecución de proyectos de inversión como son la construcción de carreteras, de escuelas, hospitales, hidroeléctricas, entras otros. La contratación es realizada para cada proyecto en específico, y los recursos se reciben a la medida que avanza la ejecución de la obra.

El financiamiento de apoyo presupuestario o de libre disponibilidad puede provenir de emisiones de bonos o la contratación de préstamos con organismos bilaterales o multilaterales, y los recursos entran a la Tesorería Nacional, para hacer frente a gastos contemplados en el Presupuesto del Estado de cualquier sector (p.e. educación, salud, seguridad ciudadana).

Los bonos son la principal fuente de financiamiento de los gobiernos debido a su flexibilidad en ejecución y naturaleza de mercado. Esto se traduce en que los volúmenes a los cuales se puede tener acceso en los mercados sean muy superiores a los volúmenes de financiamiento a los que se puede tener con un organismo bilateral o multilateral.

A través de los mercados de capitales se tiene acceso a ser financiado por múltiples acreedores a nivel mundial que aportan recursos, mientras que el financiamiento con organismos bilaterales o multilaterales, está limitado por acuerdos de cooperación, la estrategia país, recursos definidos por el organismo, al capital accionario que tenga el país en el organismo multilateral al que solicita, entre otros.

Por otra parte, la formación de precio (obtención de la tasa sobre la cual se paga intereses) es más transparente y menos costosa para los emisores que concertar préstamos no garantizados con bancos comerciales. De ello, que todas las naciones con acceso a los mercados (internacional y/o local) utilicen más esta fuente de financiamiento que la de organismos multilaterales o la banca comercial.

Son las administradoras de fondos de pensiones, los bancos múltiples locales, los no residentes, así como los puestos de bolsa y las personas físicas.

Información actualizada de los tenedores de bonos emitidos por el Ministerio de Hacienda a través de la Dirección General de Crédito Público se puede encontrar en el siguiente enlace: http://www.creditopublico.gov.do/test/emisiones/interna

Como persona física lo primero que debe de hacer es dirigirse al intermediario de valores o puesto de bolsa de su preferencia y abrir una cuenta de corretaje con el mismo. Una vez que se tiene una cuenta de corretaje puede empezar a invertir en títulos valores de deuda pública. Los asesores financieros de dichas entidades financieras le informaran sobre las opciones de instrumentos en los que invertir, ya sea en las subastas que realiza el emisor (Mercado Primario) o comprando los títulos directamente de su intermediario o de otro inversionista que ya tenga títulos bajo su poder (Mercado Secundario).

Para participar en las subastas del Ministerio de Hacienda, puede poner sus posturas a través del intermediario o puesto de bolsa en el cual tenga su cuenta de corretaje, siempre que el mismo pertenezca al Programa de Creadores de Mercado del Ministerio, el caso contrario, deberá abrir una cuenta de corretaje con un intermediario que sí forme parte del programa.

Para conocer a los inversionistas institucionales que forman parte del Programa de Creadores de Mercado puede acceder al listado de participantes de la clasificación mensual del programa publicada en la página web de la Dirección General de Crédito Público. La versión más actualizada de la clasificación la puede encontrar en el siguiente enlace:

http://www.creditopublico.gov.do/test/inicio/mercado_de_capitales

Los títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda son considerados una deuda soberana, por lo tanto, cuentan con la garantía del Estado, quién garantiza el pago de esta inversión.

En la Estrategia de Gestión de Deuda Pública de Mediano Plazo se describen los principales lineamientos estratégicos que guiarán el manejo de la deuda pública, entre los cuales podemos destacar:

  1. Desarrollo del Mercado de Capitales Doméstico, con el objetivo de poder incrementar la proporción del financiamiento en moneda local dentro del financiamiento total del Gobierno, mitigando por tanto el riesgo cambiario, y de reducir el costo de dicho financiamiento.
  2. Diversificación de Fuentes de Financiamiento: Tener acceso a diferentes mercados e instrumentos, con el objetivo de poder contar con diferentes opciones a la hora de diseñar la política de financiamiento del gobierno, que permitan optar por la combinación de fuentes más eficientes en términos de reducción de costos y mitigación de riesgos del portafolio de deuda.
  3. Mantener plazos largos en las emisiones de bonos internos y externos, manejando así el riesgo de refinanciamiento.
  4. Estructurar el perfil de vencimientos de deuda tal que se reduzcan las presiones fiscales por el servicio de deuda en un año y/o mes específico, mediante la utilización de perfiles de repagos personalizados, incluyendo el pago a vencimiento.
  5. Gestión proactiva del portafolio de deuda mediante la realización de operaciones de manejo de pasivos que permitan reducir el costo del servicio de deuda, re-estructurar el perfil de vencimientos, entre otros.

La estrategia de gestión de deuda de mediano plazo del gobierno se encuentra disponible en el siguiente enlace: http://www.creditopublico.gov.do/test/inicio/estrategia_de_deuda_publica

La Estrategia de Gestión de Deuda vigente establece una meta estratégica de un rango de 77% ± 3% de deuda denominado en moneda extranjera. Esta es la meta propuesta para el mediano plazo, sin embargo, en el largo plazo la idea es seguir fortaleciendo el mercado local para que sea la principal fuente para canalizar el financiamiento del Estado, obteniendo así, un porcentaje más balanceado, teniendo siempre en cuenta el costo promedio del portafolio.

La calificación de riesgo valora el riesgo de impago y la solvencia de un emisor. Existen varias agencias calificadoras de riesgo entre las principales se encuentran: Standard and Poor’s, Moody’s y Fitch Ratings.

Esta calificación es tomada en consideración por los inversionistas en su decisión de inversión/compra de títulos del Gobierno, puede influir en su decisión de adquirir o no los instrumentos ofertados, así como en el monto, y la tasa de interés/rendimiento a la que estarían dispuestos a comprar los mismos.

Las calificaciones se dividen en dos grupos: grado de inversión (calificación BBB o mayor), grado especulativo (calificación BB o menor). Una calificación de grado de inversión indica que el gobierno tiene la capacidad de sostener un marco político coherente, con buena fortaleza económica, financiera e institucional, y sin preocupación sobre la capacidad de pago.

Las agencias de calificación evalúan la calidad crediticia de un soberano mediante la combinación de factores tanto cuantitativos como cualitativos. Cada agencia publica un informe explicando las razones que motivan la calificación asignada e identifica las cuestiones o circunstancias que mejoran o limitan la calidad del crédito.

Entre los factores que se analizan para determinar la calificación crediticia de un país podemos mencionar:

  1. Capacidad de recuperación económica del país. Se analiza la fortaleza económica, medida por el PIB per cápita, diversificación de la economía (sectores), entre otros.
  2. Solidez financiera del Gobierno. Análisis de las finanzas públicas. Intentan determinar lo que debe ser pagado (y que tan "tolerable" es la deuda en comparación con sus recursos) y la capacidad del gobierno para movilizar recursos: aumentar los impuestos, cortar el gasto, vender activos, y obtener divisas.
  3. Susceptibilidad a eventos de riesgo. Determinación de si el pago de la deuda puede estar más en peligro en caso de la ocurrencia de eventos adversos económicos, financieros o políticos.
  4. Fortaleza institucional (transparencia, eficacia, previsibilidad de la acción gubernamental, control de corrupción, estabilidad política).

  1. Página web (www.creditopublico.gov.do) .
  2. Correo electrónico institucional (infodeuda@creditopublico.gov.do)
  3. Oficina de libre acceso a la información del Ministerio de Hacienda).
  4. Redes sociales

Las cifras del servicio de deuda pública se encuentran disponibles en la sección de estadísticas de la página web de la Dirección General de Crédito Público http://www.creditopublico.gov.do/test/inicio/estadisticas y en particular en los siguientes archivos:

  1. Saldo / Evolución Deuda del Sector Público No Financiero
  2. Evolución Mensual de la Deuda Externa del Sector Público No Financiero
  3. Evolución Mensual de la Deuda Interna del Sector Público No Financiero

En nuestra página web puede encontrar los archivos que contienen todas las transacciones que han sido liquidadas en el mercado con los títulos valores del Ministerio de Hacienda. Allí, aparece la información sobre monto y precio/tasa a las que fueron pactadas dichas operaciones. Esto puede servir como una referencia general de los niveles a los que se está negociando cada título, pero al igual que con cualquier bien que se desea comprar, siempre es recomendable cotizar los precios en distintos intermediarios financieros que los estén ofertando para depurar cuál le está ofreciendo el mejor precio.

Las condiciones financieras (plazo, tasa cupón), de los instrumentos a subastarse por el Ministerio de Hacienda se pueden encontrar en la Convocatoria a Subasta Competitiva, documento publicado en la página web de la Dirección General de Crédito Público en la sección Emisiones de Títulos Internos, accediendo al siguiente enlace: http://www.creditopublico.gov.do/test/emisiones/interna

Igualmente, en dicha sección se publican los resultados de las subastas realizadas cada mes, presentando informaciones como, instrumentos ofertados, ofertas recibidas, aceptadas, precio y tasa de adjudicación, entre otros. Los resultados de las subastas, encontrar en el siguiente enlace: http://www.creditopublico.gov.do/test/emisiones/interna



Videos de la Presidencia

Logo de la presidencia